jueves, 27 de diciembre de 2007

Aprendiendo Español

El otro día me acabé el último libro que tenía en castellano, así que me fui al Instituto Cervantes a comprarme más. Ya os hablaré del pedazo de edificio que acaban de estrenar hace unas semanas, y alguna historia más que me se de ellos.

A lo que iba. Que fui a la librería que tienen allí montada y me compré el libro de Ramón Sampedro y uno de Bernardo Atxaga, y a la vez, aproveché para tantear el género. Había de todo, hasta un diccionario de Euskera, pero lo que más me llamó la atención fue el libro "Castellano sin esfuerzo" pensado para japoneses:

Tópicos a cascoporro: tomates, vinos, sevillanas y toreros

Está pensado para ser útil: dividido por categorías, con su katakana para que les podamos entender fácil

Frases típicas y útiles, de las que siempre se necesitan. Útil para aprender japonés, ahora que lo pienso!

Hasta tenemos una sección de comida de Euskadi, aunque me pongan txakolí con ch!!

Hasta aquí todo se queda en mera curiosidad: un libro con dibujos, bien estructurado por temas, con sus lecturas en katakana para que suenen lo más parecido a la pronunciación real en castellano. Pero de repente me encuentro un par de páginas que casi me caigo de culo patrás... estas fotos las dejo sin comentar, a ver que sois capaces de decirme vosotros:




jajajaja


1 comentario:

Miquechus dijo...

No manches, que onda con ese libro, jajajaja no se si sea de los japoneses o de los españoles pero cualquiera de ellos están re locos, nunca vi un libro que te enseñe a insultar, aunque acá entre nos... un día propuse una clase de insultos en japonés peroooo nadie me apoyo. jajajaja, mi única esperanza es tener ese libro.